Inicio > Sociedad

Vacaciones solidarias en México, un regalo para todos

INVOLVE 2016 - Vacaciones solidarias en Mexico, un regalo para todos YouTube play

“Me llevo más de lo que estoy dando”, era la frase que repetían los dieciséis voluntarios que llegaron a México en agosto para pasar unas vacaciones solidarias ayudando a una treintena de jóvenes en riesgo de exclusión durante la primera edición mexicana del Programa de Voluntariado Involve.

La misma sensación compartían los quince voluntarios de Iberdrola México que dedicaron una parte de su tiempo a apoyar a sus compañeros llegados de España, Estados Unidos y Reino Unido en la tarea de reforzar los conocimientos de computación, herramientas de ofimática y nuevas tecnologías de estos jóvenes de bajos recursos de la delegación La Magdalena Contreras, una zona marginada de la Ciudad de México.

Para Marian García, las expectativas han sido superadas con creces y aún no puede creer lo mucho que ha aprendido de sus alumnos, “más de lo que yo les he dado”, asegura con emoción contenida esta voluntaria llegada de la ciudad española de Valencia.

Eilidh Campbell, empleada de Scottish Power, trajo la experiencia adquirida en su pasada estancia en Brasil, donde se originó este programa, pero se ha quedado sorprendida por las capacidades y ganas de aprender de los estudiantes mexicanos. También está impactada por una de las estudiantes, Diana, una joven madre de tan solo 18 años, que le deja un gran aprendizaje por la madurez y claridad de ideas que ha encontrado en ella a pesar de su juventud.

“Más allá de la parte pedagógica, las relaciones que se establecen entre voluntarios y alumnos refuerzan una gran cantidad de capacidades en estos estudiantes, como la confianza o la autoestima, explica Begoña Barberá, Responsable de Proyectos Sociales de Iberdrola.

“La colaboración de nuestros voluntarios es realmente extraordinaria ya que para estos jóvenes supone ver en ellos un modelo eficaz, eficiente, un referente del que pueden nutrirse y aprovechar para su vida personal y profesional”, aseguró.

Asimismo, según la Responsable de Proyectos Sociales de Iberdrola, al terminar la formación, los jóvenes participantes se convierten en referentes para otros niños del barrio donde viven, produciendo un impacto sistémico y sostenible en su entorno.

Ivonne Estrada, una de las voluntarias de Iberdrola México, coincide en que el programa ha reforzado no solo las capacidades tecnológicas de los estudiantes sino la confianza en que pueden lograr aquello que se propongan.

Hugo Gutiérrez, un joven mexicano de 26 años y que durante más de una década dejó los estudios, reconoce que está aprovechando al máximo esta segunda oportunidad y las dos semanas que ha pasado con los voluntarios le han permitido reforzar su vocación: estudiará Diseño Gráfico en la universidad.

Durante estas dos semanas los voluntarios de Iberdrola convivieron con los jóvenes mexicanos para compartir con ellos, no solo herramientas informáticas, sino toda una experiencia de vida que recordarán siempre.

Además, los voluntarios, que también realizaron labores de rehabilitación de una escuela cercana, seguirán en contacto de forma “on line” con sus alumnos durante el resto del año para apoyarlos y motivarlos en sus estudios.

El proyecto Involve se realiza desde el departamento de Proyectos Sociales de Iberdrola en colaboración con la Fundación Deporte Integra. Este año, además, en México se ha colaborado con los centros comunitarios de aprendizaje de la asociación civil Fonabec.